! Misterio !

666 Rojo

Pa mala, yo. A que te pincho.
SuperMod
Máx. Posteador del Mes
Mensajes
18.287
Puntos
15.462
Móvil
Xiaomi Redmi Note 9
En la madrugada del 27 de noviembre de 1992 una familia llama a la Policía Nacional alegando que los crucifijos de la casa se movían sin control y que una enorme figura les vigilaba desde el pasillo. Cuando los agentes se personaron en el piso, en el número 8 de la calle Luis Marín de Madrid, muy cerca del metro Alto del Arenal, el padre de Estefanía esperaba en la calle a en medio de una noche helada. El Inspector jefe José Pedro Negri y otros tres policías entran en la casa y confirmarán, en parte, una situación “extraña y misteriosa” que dejarían registrado en el célebre expediente. En realidad, ese sería solamente uno de los problemas iniciales de la familia Gutiérrez. Los sucesos paranormales, supuestamente, siguieron posteriormente y ya fueron pasto de programas de parasicología de la época, con especímenes como Tristanbraker llevando el timón de todo el sustrato de temor a lo desconocido. Pero lo cierto es que el caso, por una cuestión u otra, era considerado plausible, e incluso llegó a aparecer en los telediarios nacionales.


 

menguelez

Moderador
Platino
Mensajes
7.737
Puntos
13.662
Móvil
Xiaomi Redmi 5 plus
No lo e mirado:fearful:
Pues no tiene nada de miedo, puedes verlo. Es curioso
 

666 Rojo

Pa mala, yo. A que te pincho.
SuperMod
Máx. Posteador del Mes
Mensajes
18.287
Puntos
15.462
Móvil
Xiaomi Redmi Note 9
Entre los años 1961 y 1965 en San Sebastián de Garabandal (Cantabria, España), cuatro niñas – Conchita, Jacinta, Mari Loli y Maricruz-, dicen haber recibido apariciones de San Miguel Arcángel y de la Virgen María. Las supuestas apariciones atrajeron a multitudes y, al igual que otros fenómenos similares, hasta el día de hoy son un lugar de peregrinación para muchos católicos y ha generado tanto positivos frutos de conversiones religiosas, como también algunos fanatismos.


Las experiencias se dieron en medio de hechos extraordinarios, como la insensibilidad de los ojos a los flashes de las cámaras fotográficas, caminatas hacia atrás a gran velocidad sin mirar el trayecto, caídas repentinas de espaldas sin sufrir ningún daño, curaciones inexplicables y otros fenómenos fuera de lo normal.

Los mensajes se centraron en la importancia de hacer sacrificios y en la advertencia de que si no hay una conversión del mundo, vendrá un castigo muy grande. También con gran preocupación por la corrupción en la Iglesia y la falta de devoción eucarística, siempre enfatizaron la cercanía de un gran castigo si no se opera un cambio.


1567007026905.png


 

666 Rojo

Pa mala, yo. A que te pincho.
SuperMod
Máx. Posteador del Mes
Mensajes
18.287
Puntos
15.462
Móvil
Xiaomi Redmi Note 9
José Pancho y la monja con patas de cabra.
José Pancho Campo, un lugar, la localidad cacereña de Garganta la Olla, y una fecha, 1948 .
José era un agricultor y ganadero de casi sesenta años. Era considerado por sus convecinos como honrado, trabajador y poco dado a huir de situaciones difíciles. Aquella tarde se encontraba al cuidado de su rebaño de cabras. Se acercaba la noche y había decidido protegerse del frío y la lluvia encendiendo una hoguera dentro de una choza. Entonces escuchó una voz que desde el exterior pedía refugio. José no dudó en abrir la puerta para que aquella persona, que parecía mujer por el tono de su voz, pudiera protegerse de aquella noche desapacible.

La mujer, o lo que fuera, se parecía a una monja; completamente vestida de negro, de baja estatura y con la cabeza cubierta. Si su aspecto no era tranquilizador, su comportamiento aún lo era menos, pues no mediaba palabra. A pesar de ello, José la invitó a que se calentara con el fuego. Fue entonces cuando nuestro protagonista quedó horrorizado, pues al acercarse a la lumbre para reavivarla, el resplandor le mostró que la mujer... !tenía patas de cabra! El curtido pastor se encomendó a Dios gritando: "¡Jesús!" Esto, al parecer, fue lo que provocó la huida de aquella horrible visita.
Desde aquel fatídico día José Pancho Campo cayó enfermo, y postrado en la cama cubierto por unas cuantas cruces deliraba sobre aquel suceso;-Él ha venido a por mí, el demonio se me ha aparecido, quería llevarme con él-....

1567009247120.png
 

666 Rojo

Pa mala, yo. A que te pincho.
SuperMod
Máx. Posteador del Mes
Mensajes
18.287
Puntos
15.462
Móvil
Xiaomi Redmi Note 9
La Santa Compaña.

Aunque el aspecto de la Santa Compaña varía según la tradición de diferentes zonas, la más extendida es la formada por una comitiva de almas en pena, vestidos con túnicas negras con capucha que vagan durante la noche. Esta procesión fantasmal forma dos hileras las cuales van envueltas en sudarios y con los pies descalzos. Cada fantasma lleva una vela encendida y su paso deja un olor a cera o incienso en el aire. Al frente de esta compañía fantasmal se encuentra un espectro mayor llamado Estadea. Además de estas visiones hay otras leyendas que dicen que se nota un frío intenso siempre que aparece, además del olor y el sonido de cadenas. Además también se dice que los fantasmas son como una niebla.La procesión va encabezada por un vivo (mortal) portando una cruz y un caldero de agua bendita seguido por las ánimas con velas encendidas, no siempre visibles, notándose su presencia en el olor a cera y el viento que se levanta a su paso.
Esta persona viva que precede a la procesión puede ser hombre o mujer, dependiendo de si el patrón de la parroquia es un santo o una santa. También se cree que quien realiza esa "función" no recuerda durante el día lo ocurrido en el transcurso de la noche, únicamente se podrá reconocer a las personas penadas con este castigo por su extremada delgadez y palidez. Cada noche su luz será más intensa y cada día su palidez irá en aumento. No les permiten descansar ninguna noche, por lo que su salud se va debilitando hasta enfermar sin que nadie sepa las causas de tan misterioso mal. Condenados a vagar noche tras noche hasta que mueran u otro incauto sea sorprendido (al cual el que encabeza la procesión le deberá pasar la cruz que porta).
Caminan emitiendo rezos (casi siempre un rosario) cánticos fúnebres y tocando una pequeña campanilla.
A su paso, cesan previamente todos los ruidos de los animales en el bosque. Los perros anuncian la llegada de la Santa Compaña aullando de forma desmedida, los gatos huyen despavoridos y realmente asustados.
 

666 Rojo

Pa mala, yo. A que te pincho.
SuperMod
Máx. Posteador del Mes
Mensajes
18.287
Puntos
15.462
Móvil
Xiaomi Redmi Note 9
En Gádor, una localidad que hace 111 años contaba con unos 800 vecinos, vivía por aquel entonces un tuberculoso llamado Francisco Ortega, alias «el Moruno». Desesperado porque la enfermedad le estaba carcomiendo los pulmones, se puso en manos de una vecina curandera y por indicación de ésta,entró en contacto con Francisco Leona, un siniestro sujeto con pésimos antecedentes que también se hacía pasar por curandero.Este viudo le recetó a la familia un «sencillo» remedio: «Con que beba la sangre caliente de un niño y con que le pongáis después las mantecas del propio niño sobre la tapa del pecho, ya está curado».Su víctima fue un hermoso niño de siete años. Provistos de un saco, Leona y Julio «el Tonto», uno de los hijos de la curandera, marcharon en busca del niño. Lo encontraron bañándose con otros dos chiquillos de su edad en las cercanías de Rioja. Los despiadados criminales engañaron al pequeño diciéndole que iban a coger brevas y albaricoques y que lo llevaban al cortijo de Araoz, donde estaba su hermano. El muchacho los acompañó voluntariamente, pero «bien por instinto, bien porque el feroz semblante de los que habían de ser sus asesinos llevase retratados los miserables y monstruosos propósitos que les animaban, Bernardo quiso retroceder», Leona, furioso, lo cogió al tiempo que ordenaba a Julio que abriera el saco y metió en él, cabeza abajo, al inocente niño.Tras darle vueltas al saco para que la tela sirviera también de mordaza, cargaron con el niño al hombro hasta llegar a la casa de la repulsiva vieja curandera, que los estaba esperando. el monstruoso Leona, provisto de una navaja de hoja y filo finísimos, abrió una ancha herida en la parte alta del costado, cortándole las arterias que afluyen al corazón». Junto al borde de la herida, el Moruno sostenía la olla donde recogía la sangre de su víctima, que bebió momentos después, creyendo que le salvaría la vida.Leona murió en la cárcel antes de que le dieran garrote vil. Su «cliente» y la curandera fueron ejecutados. José fue sentenciado a 17 años de prisión y su hermano Julio, a la pena de muerte, pero fue finalmente indultado por su demencia.
 

Cual lanzamiento estas esperando ansiosamente?

  • Huawei P50/P50 Pro

    Votos: 3 7,9%
  • Samsung Galaxy Z Fold 3 / Z Flip 3

    Votos: 7 18,4%
  • Honor Magic 3 / 3 Pro

    Votos: 3 7,9%
  • Xiaomi Mi Mix 4

    Votos: 9 23,7%
  • Google Pixel 6

    Votos: 10 26,3%
  • Otro (Deja en el comentario y lo agregamos)

    Votos: 6 15,8%

Del blog

Arriba