Pulsa aquí para quitar la publicidad.

NOTICIA Entrevista a Pako Rodríguez, autor del blog Startups Colaborativas

Tema en 'Suop' iniciado por NoticiasMDS, 7 Ago 2016.

  1. NoticiasMDS

    NoticiasMDS Simdualero de Bronce

    • Noticias MDS
    365
    6
    4 Ago 2016
    Aprovechando el lanzamiento de su nuevo blog startupscolaborativas.com, traemos a Pako Rodríguez a este espacio para que nos hable de su experiencia con la economía colaborativa y de sus proyectos en este mundo tan dinámico.



    [​IMG]
    1. Antes de nada y para que nuestros lectores puedan situar a Pako Rodríguez, cuéntanos un poco de ti y cómo llegas al mundo del consumo colaborativo.


    Pues me gusta mucho contar esta parte de mi vida, porque es un reflejo de que los caminos te van llevando poco a poco a donde tienes que acabar. Me fui a vivir a Alemania allá por 2008 y conocí Mitfahrgelegenheit, el servicio de carpooling pionero al menos en Europa, y que llevaba funcionando desde 2001. Me gustó mucho la idea y, al volver a España en 2011, quise emprender en este nuevo sector, la economía colaborativa, del que por aquel entonces no se sabía casi nada. Empecé a montar un proyecto sobre alojamiento y transporte colaborativo para mochileros que no funcionó por diversos motivos, pero del que saqué unas valiosas lecciones de emprendimiento en el sector.

    A finales de ese mismo año, viajando de Madrid a Sevilla haciendo uso de BlaBlaCar, coincidí con otro emprendedor que me invitó a la presentación de OuiShare en Madrid. Además, otro dato curioso es que este emprendedor supo de este evento por tener alojado en su casa a través de Airbnb al fundador de la organización OuiShare, Antonin Leonard. Aquel día conocí a algunos de los que ahora son mis compañeros de camino desde entonces. Fue el uso de la misma economía colaborativa la que me llevó a entrar y a especializarme en este sector. Empecé a profundizar en todo lo relacionado con el tema y sus múltiples vertientes, a leer todo lo que caía en mis manos y, posteriormente, a escribir, a dar cursos, charlas...y años después, aquí sigo.

    2. Conector de OuiShare, socio de FreeDeLibre, blogger en sitios como consumocolaborativo.com y ahora, te lanzas a la aventura de montar un nuevo blog: startupscolaborativas.com. ¿De dónde sacas el tiempo para todo?

    Muy cierto, yo mismo me lo pregunto a veces. Tras varios años compaginando trabajo a jornada completa, emprendimiento y las actividades de Ouishare, he aprendido a organizarme y a priorizar. Hay que saber cuándo quitarle tiempo a alguna actividad para dárselo a otra u optimizar el disponible. En mi caso, me he focalizado mucho en Ouishare en temas de startups y emprendimiento dejando otros aspectos para poder dedicar más tiempo a FreeDeLibre, y he reducido colaboraciones en otros blogs para poder dedicarle más atención a mi nuevo blog (¡que espero que os guste!).

    3. ¿Cómo definirías con tus propias palabras la economía colaborativa? ¿Qué ventajas aporta al usuario?

    Una revolución pacífica, intelectual y ciudadana a través de la cual hemos pasado de hacer lo que se solía hacer en círculos cercanos, como familia o amigos, a hacerlo con desconocidos gracias a la tecnología, que es la definición típica que se suele dar. Hemos pasado a crear un modelo de ciudadanía productora de valor, que cambia la forma en la que consumimos, producimos, nos financiamos, invertimos y aprendemos. Un modelo que nos permite volvernos protagonistas de la sociedad en todos sus aspectos y que ha derivado en sistemas más abiertos y participativos.

    4. La economía colaborativa ha sido una de las tendencias con mayor crecimiento durante los últimos años. ¿Cómo ves la situación en nuestro país?

    A nivel de usuarios, nos veo a la cabeza de los países europeos. Reconocía hace poco Vincent Rosso, quien fue country manager de BlaBlaCar en España, que el crecimiento que tuvo aquí la aplicación sorprendió a todos y superó al de la mismísima Francia. El grado de aceptación de estas nuevas formas de vivir está siendo muy alto, y es algo de lo que hay que enorgullecerse. También alternativas a la financiación tradicional como el crowdfunding han crecido mucho en los últimos años y, cada vez más, se tiene como otra opción para la financiación.

    A nivel de emprendimiento, otra medalla para nosotros. Con casi 500 iniciativas de economía colaborativa somos una fuente de nuevas ideas y creatividad con impacto. Y todo a pesar de la falta de apoyo a los emprendedores y startups.

    A nivel legislativo, aún a años luz de donde deberíamos estar. Aunque hay que ser justos y decir que si bien estamos lejos de algunos países como Gran Bretaña, que apuestan por este sector como motor de un crecimiento más equilibrado, nos encontramos con que en la mayoría de países está teniendo problemas en cuanto a encaje de estas nuevas tendencias. Y eso a pesar de que la Comisión Europea ya se ha pronunciado a favor de estos nuevos modelos. Aquí, en España, hay casos únicos en el mundo como el del juicio contra BlaBlaCar, pero también hay ejemplos como la regulación del crowdfunding que está a la altura de las de otros países europeos, e incluso es más permisiva que la de Estados Unidos.

    Un escollo que es casi exclusivo nuestro es el régimen jurídico de los autónomos, que genera incertidumbre a la hora de producir sin ser profesional y que tampoco deja claro cuando un usuario pasa a ser profesional. El ciudadano productor no lo tiene fácil en este país y es algo que debería solucionar el próximo Gobierno. Y, de paso, aprovechar y crear un sistema más justo para todos los autónomos.

    5. Según el último informe de la OCU, un 70% de los encuestados había participado en alguna actividad de consumo colaborativo. ¿Hay margen para aumentar ese Porcentaje?

    Hay margen y para mí el crecimiento puede ser exponencial. No se trata sólo de poder participar en alguna actividad, sino que haciendo uso de las opciones que ofrecen los diferentes verticales que existen, se puede vivir casi exclusivamente de otra manera, por ejemplo en movilidad, turismo, educación, consumo, finanzas, etc. Cada día se amplía este abanico de posibilidades y las personas que hacen uso de algún servicio - tanto como productores como consumidores - derivan rápidamente hacia otros.

    6. ¿Deberían incluirse los valores de la economía colaborativa en la educación?

    Totalmente. Además, en etapas tempranas, estos valores serían muy interesantes de cara a contar con un futuro, tanto de emprendedores como de intraemprendedores, que aportasen estos valores de compartir y colaborar a la sociedad a través de su trabajo.

    7. Centrándonos ahora en tu nuevo proyecto, ¿qué podemos encontrar en Startups Colaborativas?

    Mi objetivo principal es escribir sobre las iniciativas existentes y las que van surgiendo. Startups del sector, con valores e impacto positivo. Saber sobre sus inicios, equipo, propuesta de valor, modelo de negocio, diferenciación, aspectos innovadores y fuentes de financiación. También escribo sobre temas de actualidad relacionados con el emprendimiento, como el recorte a los Enisa de hace unos días: una mala noticia. También quiero seguir conociendo a estos emprendedores y compartir ideas. Y, por supuesto, seguir aprendiendo de ellos y con ellos. Escribir te obliga a indagar y eso es otra fuente de aprendizaje.

    8. ¿Crees que el ecosistema actual facilita el surgimiento de startups colaborativas o es necesario un esfuerzo por parte de la administración para adaptar las normativas al nuevo entorno?



    Enlaces Patrocinados: (regístrate o inicia sesión y no te molestarán más)

    El ecosistema a nivel usuarios y emprendedores lo facilita. Y, como dicen muchas de las personas del sector con las que hablo, todo lo que se consigue es más a pesar de la administración. Por suerte también hay excepciones, pero aún así estamos en un marco general que no está ideado para este tipo de empresas. Espero ver cambios muy pronto para que nuestro talento no tenga que salir del país.

    9. Para finalizar y aunque sea difícil hacer un ejercicio de predicción del futuro, ¿cómo ves el consumo colaborativo en nuestro país dentro de 5 años?

    Muy implementado en todos los niveles y actividades cotidianas. Madrid es un ejemplo con la movilidad. Tenemos un problema grave de contaminación y la solución pasa por un uso más racional de los vehículos, con acceso compartido y con vehículos no contaminantes.

    Más ejemplos como Suop también florecerán. La empresa tradicional ya se está dando cuenta de que la comunidad es más que un cliente que compra y repite o que escribe comentarios en su muro de Facebook. La comunidad forma parte del día a día de la empresa, participa en las mejoras, critica y se le escucha. Y a cambio ofrece un valor que no tiene precio.

    También en las finanzas espero un crecimiento de la financiación propia del sector para ayudar a crecer empresas haciendo partícipe a la comunidad. Creo que el crowdfunding se convertirá en algo común. Estos días tenemos el ejemplo de Crowdcube UK, plataforma de crowdfunding que abrirá ronda de financiación de 5 millones en su propia plataforma y que ya tiene pre-comprometidos 60 millones.

    Estas formas de hacer las cosas basadas en herramientas propias del sector son las que nos ayudarán a corregir las desviaciones en cuanto a valores. Una startup colaborativa debe medir el beneficio en todas sus magnitudes, y no tan sólo en la económica.

    Via Blog Suop
     

Compartir esta página

Galletas! Nos obligan a informar que utilizamos cookies (como casi todas las webs). Al continuar navegando aceptas su uso.