Huawei P20 Pro: De lo mejor de Huawei (EN CONSTRUCCION)

  • Iniciador del tema GAYAFON
  • Fecha de inicio
GAYAFON

GAYAFON

ANDA... ALEGRAME EL DIA!!!
SuperMod
#1
Mejorar siempre es posible, innovar es siempre un reto y superar es siempre un deber cuando se trata de lanzar el buque insignia del año. Últimamente los esfuerzos se han depositado en la fotografía , y esto es lo que percibimos desde un principio realizando el análisis del Huawei P20 Pro.

El que es de momento el móvil estrella de Huawei ha captado interés por encima de su mellizo el Huawei P20 gracias a su triple cámara trasera. Pero las diferencias van más allá, al igual que la experiencia con este terminal que mantiene muy bien la esencia de la casa, para bien y para no tan bien. Os lo contamos en detalle.

Ficha técnica del Huawei P20 Pro

captura-jpg.342068



Diseño: adaptando el estilo Huawei a una trasera acristalada
El fabricante chino ha logrado con los años perfeccionar ese preciso baile entre actualizarse y tener estilo propio sin dejar de llevar el ritmo de las tendencias. Los grandes cambios no son siempre necesarios; Samsung lo hizo al pasar del Galaxy S5 a los Galaxy S6 hasta ir definiendo lo que hemos visto en los sucesivos hasta el Samsung Galaxy S9+ , Sony lo ha hecho este año con losXperia XZ2 y XZ2 Compact (barruntando algo con el Sony Xperia XZ1) y Huawei lo volvió a hacer con los Huawei P10.

1366_2000-jpg.342069

Unas líneas de estilo que vemos aún en la expresión del ADN del P20 Pro, que mantiene las curvas en marcos y bordes de sus predecesores aunque actualizándolas a dos niveles principalmente: los materiales y el frontal. Todo queda envuelto por unos bordes cromados que suponen la continuación de la trasera acristalada, rompiendo un poco con lo establecido en cuanto al color, sobre todo con ese Twillight que parece haber tenido buena acogida.

El que hemos probado era el de trasera en azul, con un tono que es relativamente llamativo pero sin llegar a lo indiscreto o estridente. Así, rompe un poco con lo establecido en cuanto a colores, pero no a nivel de ese acabado reflectante tan, tan de moda, ni de un frontal que cada vez no es más familiar: hola muesca, hola notch (y por partida triple, porque lo llevan los tres P20).

1366_2000-1-jpg.342070


Vayamos pues por partes, porque merece la pena. Los acabados del P20 Pro hacen honor a ese (a veces pretencioso) segundo apellido, porque la sensación de calidad es continua, apareciendo desde el principio y manteniéndose a medida que se maneja el terminal.

1366_2000-2-jpg.342071


Metal y cristal son los que tienen la culpa de esto. Materiales con un casi obligado acabado en brillo que nos podrá gustar o no, pero dentro de lo inevitablemente llamativo que es resulta más bien discreto como decíamos, y que aunque va a ser imposible evitar impregnarlo de huellas dactilares en realidad tampoco supone un problema grave como en otros casos (quizás por algún tratamiento).


1366_2000-3-jpg.342072


Es cómodo y no resulta pesado pese a las dimensiones, de hecho sin ser un terminal pequeño podemos hablar de un buen trabajo en lo relativo a la compactación. Hablamos de un panel de 6,1 pulgadas que se encaja en el frontal dejando poca superficie a los marcos, ocupando concretamente un 81,9%, quedando entre el 81,2% del LG V30s ThinkQ (sin muesca, manteniendo simetrías) y el 82,4% del S9+, por debajo de sus colegas de flequillo el iPhone X (82,9%) y el Asus Zenfone 5 (83,6%).

1366_2000-4-jpg.342073

Muesca o no muesca, ésa es la cuestión. Al menos en cuanto a estética, porque cuando se aprovecha bien el frontal los porcentajes están al mismo nivel esté o no el "notch". De izquierda a derecha: Huawei P20 Peo, iPhone X, ASUS ZenFone 5, Samsung Galaxy S9+ y Sony Xperia XZ2.

El hecho de que no llegue a la pole position en el aprovechamiento del frontal puede deberse a una decisión de la casa que tiene sus seguidores y sus detractores: mantener el lector de huellas en el frontal. Es, de hecho, casi el único tope de gama (junto con el HTC U11 y losiPhone 8 y 8 Plus) que conserva esta ubicación, al menos en los P20 y P20 Pro, porque el Huawei P20 Lite sí lo coloca en la espalda.

1366_2000-5-jpg.342074


El Huawei P20 Pro, con lector en el frontal, USB tipo-C y sin jack de audio.

Así, en cuanto al frontal Huawei ha decidido recurrir a la “estrategia Apple” y tirar de muesca para el módulo de cámara y sensores frontal (no decimos “estrategia Essential” porque de momento la imitación parece tender a Cupertino, a la vista de los hechos). Los motivos parecen obvios, reducir marcos al máximo y estar a la moda, aunque aquí nos encontramos con dos particularidades: una contrariedad y un buen gesto.

La contrariedad la comentábamos ya antes: el lector de huellas permanece en el frontal, lo cual limita el extremar los marcos y llegar a bordes inferiores como lo de sus rivales. El lector es casi elíptico y esto facilita que ocupe lo mínimo, pero trasladarlo a un lateral o a la parte trasera hubiese dado algunos milímetros de más (aunque el P20 Lite se queda en un 80,9% gracias en parte a que no hay lector pero hay logotipo).

El buen gesto: que elija el usuario. La muesca no gusta a todo el mundo (y peor aún: hay apps no adaptadas como veremos posteriormente), y en EMUI el usuario puede cargársela haciendo un Samsung , o lo que es lo mismo, regalando simetría al cargarse el notch.

1366_2000-6-jpg.342075


Entonces, con lector de huella frontal, ¿compensa tirar de muesca? Si la meta era efectivamente rascar milímetros de aprovechamiento la respuesta es afirmativa, logrando una ganancia del 10% de la superficie a favor del panel si comparamos los porcentajes de aprovechamiento de frontal por parte de la pantalla de sus antecesores.


1366_2000-7-jpg.342076


Poco a poco los modelos de Huawei han ido reduciendo marcos en el frontal y también definiendo estilo. De izquierda a derecha: Huawei P20 Pro, Huawei Mate 10, Huawei P10 Plus, Huawei Mate 9 y Huawei P9 Plus.


captura2-jpg.342077


Al margen de la estética, el resumen es que es un terminal muy bien construido y cómodo. Los acabados están hechos con gusto y mimo y probablemente con idea de que esto también forme parte del reclamo. Que el usuario que mire de reojo el P20 Pro lo haga también por atractivo, porque lo que no ha pasado inadvertido ni mucho menos es lo de incluir tres cámaras en la parte trasera.


1366_2000-8-jpg.342078


La firma de Leica acompañando como siempre a las cámaras traseras. En este caso son tres, protuberantes todas pero especialmente la principal y la monocromática.


Pantalla: una buena dosis de ajustes que da la bienvenida al OLED
Si se le da protagonismo a la pantalla es para que ésta cumpla, a parte de lucirse. Es de hecho otra de las diferencias con sus hermanos de generación, dado que el Pro sube a las 6,1 pulgadas con ratio 18,7:9 optando por el OLED en vez del IPS , pero manteniendo eso sí la resolución máxima en FullHD+.

Decimos máxima porque es algo opcional para el usuario (como hemos visto anteriormente también en Samsung Experience), siendo una de las opciones extra que proporciona EMUI al usuario para ajustar la pantalla. Temperatura, viveza de los colores y disposición (o presencia) de elementos en pantalla son algunas de las características que podemos adecuar a nuestro gusto, y llevar las riendas en esto siempre nos gusta (minipunto positivo para EMUI).

1366_2000-9-jpg.342079


Lo bueno, si es adaptable, dos veces bueno. La capa de software de Huawei permite ajustar la temperatura de los blancos y la intensidad de los colores entre otros parámetros de la pantalla.
A parte de darnos opciones, ¿cumple o no la pantalla del Huawei P20 Pro? En la mayoría de las situaciones sí, de hecho cabe matizar que el ajuste de brillo automático funciona muy, muy bien (algo que de hecho no ocurre tan habitualmente como parece) y el de "Tono natural" también suele acertar bastante, adoptando una temperatura de blancos según el ambiente en el que estamos.

Sin saber el dato del brillo máximo en nits, en general muy bien a respecto y también en cuanto a color y contraste, tanto en interiores como cuando le dan directamente los haces solares. Resulta ser pues un buen panel para cualquier tipo de contenido, con buena sensibilidad táctil y detalle de sobra (otro tanto del FullHD vitaminado frente a las resoluciones con "K").


1366_2000-10-jpg.342080


Con 2.240 x 1.080 píxeles el panel AMOLED del P20 Pro da un nivel de detalle satisfactorio.

Siendo AMOLED , eso sí, no podemos escapar de las pérdidas de brillo y degradaciones a verdes cuando abrimos el ángulo de visión, pero no es nada fuera de lo que cabe esperar y hemos de ladear o voltear más allá del ángulo cómodo de visualización para buscarlas. El contenido, además, se ve igualmente en cuanto a contraste y nitidez.

¿Y el notch? Pues como ya hemos dicho el notch puede ser un rasgo de nuestro terminal o puede ser de Schrödinger, porque podemos ocultarlo a nuestro antojo. Lo que hace el sistema es "teñir" las entradas laterales de negro, de modo que queda una franja recta en negro bajo la que posa la barra de notificaciones.


1366_2000-11-jpg.342081


¿Alguna ventaja funcional? No, salvo tener unos dos milímetros de pantalla extra que de otra manera ocupa la barra de notificaciones convencional. Es decir, si tiramos de un lado u otro nos aparecerá siempre la cortina de notificaciones, y no distintos elementos como sí ocurre en el iPhone X.

Las desventajas (para quien así las considere) serían estéticas y para quien da importancia a la simetría, la disposición de los iconos de notificación o a la distribución de elementos. No todas las apps están adaptadas y a veces la muesca pisa el contenido, como pasa con las Stories de Instagram, o bien directamente ponen una sombra mimetizando la muesca en la barra de estado.


1366_2000-12-jpg.342082


El "notch" se posará como si nada sobre las apps no adaptadas en vista completa. En Instagram tapa algunos elementos, como el ajuste "Lux" o la tira de Stories.


1366_2000-13-jpg.342083


Chrome camufla la muesca añadiendo la parte de borde que faltaría.​

Tampoco será de nuestro agrado si no nos gusta perdernos ninguno de los iconos de notificación, aunque el operador desaparece si éstos se amontonan favoreciendo que aparezcan todos hasta llegar a la muesca. Hay también distintas opciones de visualización, pudiendo cambiar los iconos por números aglutinándolas (lo veremos en la parte de software).

Escojamos la opción que escojamos para la parte superior, el resumen es que le damos una buena valoración a este panel tras tener una buena experiencia y un buen surtido de ajustes para adaptarla a nuestro gusto. Y sobre todo por no dar problemas en ninguna situación tampoco a nivel de brillo. Chapeau, Huawei .


1366_2000-14-jpg.342084

Fuente: Xataka.
 
reixavi

reixavi

Everybody needs somebody
VIP+
#7
Sigo sin entender que hacen estos teléfonos de casi 1000 € que no se pueda hacer con uno de 150€! Ahhhhh si vacilar en reuniones y restaurantes poniéndolo encima de la mesa y que todos lo vean...ya.. Eso será.
 
betijaten

betijaten

I have a dream...
Colaborador
#9
Sigo sin entender que hacen estos teléfonos de casi 1000 € que no se pueda hacer con uno de 150€! Ahhhhh si vacilar en reuniones y restaurantes poniéndolo encima de la mesa y que todos lo vean...ya.. Eso será.
Hace poco decía el compañero @avecilla en otro hilo...algo parecido...
Un Dacia, un Focus...por poner un ejemplo te lleva a donde tu quieras y un Audi o Mercedes....también.
Pero alguna diferencia habrá, no??
 
sakil

sakil

AL RITMO DE LA TECNOLOGÍA
VIP
YouTuber
#11
Cierto... Me he equivocado de título... Es lo que tiene cuando voy a hacer otro hilo en paralelo.
Corrijo.
Jaja, las ganas que tienes del Mate 20 que ayer nos sorprendió a todos jeje. Te ha jugado una mala pasada el subconsciente
 
reixavi

reixavi

Everybody needs somebody
VIP+
#12
Sí claro, hay diferencias en materiales de construcción y en hardware más evolucionado pero al final hacen lo mismo. Al menos antes si querías destacar te comprabas un Vertu (la marca de lujo de Nokia ) que te los hacían de cuero con diamantes, de oro, de platino, de oro con diamantes, etc etc y costaban miles y miles de euros. Y aparte de una interfaz diferenciada no dejaban de ser un modelo normal de Nokia disfrazado. Ah, eso si tenías un servicio de mayordomo online las 24 horas. Llamabas y te hacían lo que pidieses, aunque claro luego llegaba la factura a la cuenta del cliente.
 
Nadie verá tu email. La utilizamos para contactarte y confirmar tu comentario.