NOTICIA Habla el creador de Tuenti

dinsal

VIP
Mensajes
1.167
Puntos
2.397
Recientemente Zaryn Dentzel concedió una entrevista telefónica a medios españoles, en ella habló de su creación.

Tuenti es una compresión del pegajoso lema Tú en Ti. Una compañía donde el usuario, como ahora cacarean tantas otras, era el centro del universo. Dentzel venía con ideas frescas de Estados Unidos. Era un veinteañero ambicioso y visionario al que invitaban a las mejores escuelas de negocios de España, donde no era nada extraño que dejase boquiabiertos a los alumnos. El país le gustaba: con 15 años aterrizó en Cabeza del Buey (Extremadura) y después conoció Mijas (Málaga). El lugar, pensó, podría ser una plataforma perfecta para alcanzar sueños parecidos a los que ya pasaban por su cabeza en el Gran Imperio americano, donde maquinó su primera empresa, Essembly, junto a Erik Schultink, Adam Neff y Joe Green (Schultink y Green fueron a Harvard con Mark Zuckerberg).

Con Essembly, fundada en 2005, la idea era consolidar una red político-social donde los usuarios pudieran conectar con otros en función de sus opiniones, entablaran debates sin moderador y fijaran acciones o iniciativas, dentro de la más estricta neutralidad. Se trataba de crear una especie de think tank democrático, respetuoso y no alineado con partidos o credos. Con 17.000 perfiles activos durante el primer año, la startup se vendió a Founders Fund y fue rebautizada como Causes, que acabaría siendo una de las siete primeras aplicaciones de Facebook. Poco después, ese mismo año, Dentzel regresó a España.


¿Quién creó Tuenti? El core, el cogollo estaba en el cerebro de Dentzel, que sabía bien lo que quería. Había que visitar las residencias universitarias y los campus para vender la red, había que dotarla de una pátina de exclusividad con un sistema de invitaciones que disparase su cotización y permitiera un crecimiento seguro antes que veloz. "Conocí a Félix [Ruiz, otro de los fundadores] en Marbella. Charlamos, vengo varias veces a España y decidimos lanzar Tuenti. Empezamos poco a poco, solo con los amigos. Luego nos pusimos a repartir invitaciones en las cafeterías de las universidades. Sabía que habría mucha más participación captando al 30% de la comunidad de estudiantes que al 10% de Madrid, donde los intereses entre las personas son más dispares", recuerda Dentzel, que ahora dedica su tiempo a Auro, una de las compañías de vehículos y licencias VTC más grandes de España, estrecha aliada a su vez de Cabify y Jobandtalent.

"Piensa que en aquella época no existían los selfis. Llegaba el fin de semana, la gente salía de casa con su cámara digital, hacía fotos y después las colgaba en Tuenti. Tus fotos eran mías, mis fotos eran tuyas, todo quedaba entre amigos. Ahí residía el éxito de nuestra red social".

Entre 2009 y 2012, Tuenti fue la campeona indiscutible en España, donde superaba el tráfico que Facebook y Google generaban juntas en internet. Rompió la barrera de los 15 millones de usuarios gracias a un público abrumadoramente juvenil.

El 4 de agosto de 2010, Telefónica se hizo con el 85% de Tuenti por 70 millones de euros. El 6 de noviembre de 2013 ya poseía el 100%. "[José María] Álvarez-Pallete [quien a la sazón no era presidente ejecutivo de la multinacional] fue el único que entendía que Telefónica y Tuenti tenían algo en común, pues en el fondo ambas eran redes sociales. Una red social no es más que la extensión de un smartphone. Todo son mensajes con independencia del formato. ¿Para qué vale Telefónica si no puedes llamar a nadie?", reflexiona el estadounidense.

La aparición de Telefónica no solucionó los problemas que acabarían debilitando a Tuenti. Dentzel aclara que él no se anticipaba al futuro, que su único objetivo era trabajar un poco más cada día, que lo importante era cultivar una filosofía implacable de profesionalidad. "Siempre nos reinventábamos. La calidad de mi equipo era impresionante. Era como ir a currar sin currar, de lo bonito que resultaba todo. Fuimos en lo más alto de nuestro éxito 350 empleados, con 200 ingenieros programando día y noche. Pero los gigantes del sector tenían 2.000. No podíamos competir contra eso. Habríamos necesitado más apoyo tecnológico y económico de Telefónica. ¡Si hasta les dije que comprasen WhatsApp antes de que lo hiciese Facebook! Al final, Álvarez-Pallete fue presidente demasiado tarde y a mí me echaron del consejo. No querían escuchar la verdad".

MÁS ALLÁ DEL 'CASH'
¿Fue todo cuestión de dinero? ¿Podría Tuenti haber resistido el huracán de Facebook con muchos millones de euros a la espalda? Sebastián Muriel es el actual CEO de Tuenti, que ahora es una operadora móvil virtual. Su análisis incluye otros factores. "A nivel de analíticas, vimos que Instagram y WhatsApp fueron mucho más determinantes que Facebook en nuestra pérdida de popularidad. Nosotros matamos el SMS y las apps nativas nos mataron a nosotros".

-¿y qué podrían haber hecho que no hicieran para salvar el barco?

-Hicimos todo lo que pudimos para seguir adelante. Creamos un Messenger un año antes de que Facebook estrenase el suyo. Introdujimos los cupones. Lanzamos una suerte de Netflix on line con suscripción donde, mientras veías una serie, podías intercambiar impresiones con otros usuarios... Lo intentamos todo y lo intentamos muy rápido, y cerrábamos cada iniciativa si no veíamos tracción. Nuestro verdugo fue el móvil. La transición desde la web hacia el smartphone. Zaryn lo intuía y tuvimos la suerte de reconvertirnos en operador móvil, pero el resto de redes locales, a excepción de Telegram, sucumbió.

-¿Y los millones?

-Los millones habrían ayudado, pero con un matiz esencial. El problema de las empresas europeas en general es que se mueven en mercados muy pequeños. Nuestra salida natural, que era Hispanoamérica, estaba supeditada a unos recursos que no podíamos obtener. Quizás hubiéramos alcanzado esos mercados antes que Facebook, pero la gente se habría marchado igual a las apps.

Si alguien en España conoce la anatomía de las redes sociales, ese es Enrique Dans, profesor de Innovación en IE Business School. Recuerda los tiempos en que Zaryn era el héroe de su hija y lo alaba sin titubeos. "Es un americano con una curiosísima vocación por España, un tipo muy espabilado que defendía a capa y espada al usuario por encima de cualquier otra consideración. Tuenti era una red pensada para gente muy joven, aunque necesitabas tener al menos 14 años para acceder. El sistema de invitaciones estaba diseñado para que todo el mundo tuviera un cicerone. Era una red cerrada, limpia y sobre todo no indexada: el único sitio donde no te iban a encontrar aunque te buscasen en Google. También era una red sin padres, un mundo regido por los jóvenes donde la publicidad estaba muy bien pensada. Al integrante de Tuenti había que darle algo más que un anuncio (una promoción, una ventaja), porque los anuncios solo circulaban si un usuario se los enviaba a otro".

Según Dans, la red se hundió por dos motivos. El primero fue la internacionalización de las nuevas generaciones. "Quien viajaba al extranjero y hacía amigos y quería mantenerse en contacto con ellos descubrió que todos usaban Facebook". El segundo fue el deterioro del perfil medio. "Tuenti quedó al final como una red para chonis", zanja el profesor, quien no obstante rompe una lanza en favor de lo que aquello representó comparándolo con lo que predomina en la actualidad. "Facebook creció sin moral y está en un mal momento, pero los anunciantes pagan cantidades nada despreciables porque no tienen otro sitio donde estar. Acabará ocurriendo que surja una red social con una monetización diferente, con una mejor segmentación de la publicidad".

Otra lanza rompe Muriel cuando destaca que Tuenti, la nueva Tuenti, la integran 300 personas que "han logrado darle la vuelta a la tortilla de la compañía con un producto de nivel mundial. Es verdad que la red dejó de ser para niños de Icade, pero es lo que ocurre cuando algo se vuelve masivo. Al final logramos seguir y monetizar gracias a la conectividad".

Aunque no hay datos oficiales, se estima que Tuenti Operador Móvil dispone de 1,2 millones de clientes en todo el planeta. Muriel destaca que los números son mucho mejores que cuando eran una red social [estos números tampoco se conocen]. Además, como Novum, que es la app global "basada en la experiencia Tuenti", hay más de 12 millones de usuarios activos al mes. En la expansión juegan un importante papel países como Ecuador, Perú y Argentina.

¿Os parece que Tuenti llega a su ocaso, o por el contrario, se encuentra al comienzo de su difícil afianzamiento en el sector?.
 

Escareka

VIP
Mensajes
580
Puntos
1.731
Lo que está claro es que Tuenti sea por lo que sea, y cómo la vendan, no acaba de funcionar del todo bien. Ya fuera creando una red social (mira si no lo sucedido con Google +, y su intención de hacer competencia a Facebook), o como operador de telefonía.
Quizás, y solo digo quizás, el problema de Tuenti sea conservar el nombre. Si hicieran el experiemento en caso de estar tan cercano como dicen el peligro de cierre, de nombrarlo de otra manera, igual funcionaba mejor, viendo las orejas al lobo, ¿por qué no arriesgarse?.
 

Cual lanzamiento estas esperando ansiosamente?

  • Huawei P50/P50 Pro

    Votos: 2 6,9%
  • Samsung Galaxy Z Fold 3 / Z Flip 3

    Votos: 6 20,7%
  • Honor Magic 3 / 3 Pro

    Votos: 2 6,9%
  • Xiaomi Mi Mix 4

    Votos: 7 24,1%
  • Google Pixel 6

    Votos: 7 24,1%
  • Otro (Deja en el comentario y lo agregamos)

    Votos: 5 17,2%
Arriba